El asesinato de Aecio, el último general romano.

Actualizado: sep 28


Flavio Aecio fue uno de los generales más notables e influyentes del período final del Imperio Romano. Comandó las legiones romanas que vencieron a los hunos en la batalla de los Campos Cataláunicos, alargando durante unos años, un Imperio que agonizaba. Esta victoria le proporcionó un enorme prestigio y, lógicamente, las envidias y antipatías de los patricios romanos, que merodeaban por la Corte del emperador Valentiniano.



Aecio estaba muy interesado en que su hijo Gaudencio contrajera matrimonio con Placidia, la hija de Valentiniano. Este matrimonio consolidaría su poder en Roma y dejaría a su hijo en una situación inmejorable, para ser proclamado emperador tras la muerte de Valentiniano, pues el Augusto carecía de hijo varón.



La propuesta enconó la ya tensa relación entre el general y Valentiniano. Además, tras la muerte de Atila, Valentiniano entendió que los servicios de Aecio no eran tan imprescindibles para el Imperio y su desaparición incluso conveniente para sus propios intereses.



Así pues, Valentiniano, posiblemente persuadido por el senador Petronio Máximo, y ayudado por Heraclio, eunuco y jefe de la casa imperial, mató al general en el transcurso de una audiencia. El asesinato de Aecio causó una gran conmoción en el ejército y tras su muerte se abrió un período de inestabilidad. Algunos oficiales de Aecio se rebelaron en la Galia y en Dalmacia, y a fin de evitar que los miembros de la guardia personal del magister utriusque militiae destacados en Italia también se rebelasen, fueron destinados a distintas unidades del ejército.



Petronio Máximo solicitó al emperador ser nombrado cónsul, pero el eunuco Heraclio también ambicionaba dicho cargo y obstaculizó las pretensiones del senador, alegando que pretendía convertirse en un nuevo Aecio. Petronio Máximo, enfurecido por la negativa de Valentiniano, sobornó a dos altos oficiales de la guardia personal de Aecio, los galos Optila y Traustila. Y el 16 de Marzo del año 455 atacaron a Valentiniano cuando éste acompañado por Heraclio, practicaba el tiro con arco en el Campus Martius. Según Prisco, Optila mató al emperador y Traustila a Heraclio, huyendo al encuentro del senador Petronio Máximo para cobrar su recompensa.



Te puede interesar